© 2013 por Lasagna y Asociados.

  • facebook
  • Twitter Round
Contacto: San Pablo 3545, Santiago, Chile - contacto@construccionchile.cl

Construcción de galpón - Reducción de costos de materiales.

El costo del galpón se compone aprox. de 50 % de costo de materiales y 40 % mano de obra y 10 % arriendo de maquinaria, si no consideramos el valor agregado que es otro tema.

Los costos de los materiales para la construcción del galpón son fácilmente controlables. Los materiales consisten mayormente de tres productos, fierro (60 %), planchas de zinc (20 %), hormigón (10%) y a los demás ítemes como pintura, fijaciones, etc. corresponden a un 10 %. El mercado de fierro tiene márgenes reducidos por lo que es difícil conseguir buenos descuentos.

Los constructores de galpones muchas veces pretenden que ellos pueden conseguir mayores descuentos con los proveedores por ser constructores. Efectivamente, a ellos se le da un descuento del orden de 15 %, 20 %, y a veces hasta 25 % - 30 %. El problema es que estos descuentos se hacen en base a un precio de lista más caro del mercado. La gran ventaja para los constructores es el hecho que pueden pagar por los materiales a 30 ó 60 días sin intereses, es decir pueden esperar hasta que el cliente le pague para pagar los materiales, pero no reducir fuertemente los valores de compra.

Para transparencia y para separar claramente el costo y la cantidad de materiales y el costo de mano de obra recomendamos efectuar todas las compras de materiales en forma independiente y personal. Los únicos materiales que debería comprar el constructor son los insumos que son difícilmente controlables, como los discos de corte, soldadura, etc.

Es importante comprar personalmente no solamente para negociar y controlar los precios, sino también las cantidades. Siempre existe la tentación de meter algunos productos o unidades extra en la factura y que no se ocuparían en la obra.

Puede aparecer ilógico, pero las compras en cadenas grandes como Sodimac y Easy pueden ser más baratos que en proveedores grandes especializados como Salomon Sack, Küpfer, etc. Estas cadenas principales (Sodimac y Easy, y en menor medida Construmart) se encuentran en guerra a muerte entre sí y ofrecen un 10 % de descuento si se presenta una cotización más barata. Por nuestra experiencia estas cadenas efectivamente respetan este descuento y en el 70 % de las compras programadas (es decir, con tiempo para encontrar la mejor oferta) que hemos efectuado hemos obtenido reducciones reales del orden de 10 % a 17 % sobre el valor de la lista o del orden 5 % a 12 % comparado con el valor del mercado (incluyendo a los proveedores grandes y considerando el descuento que ellos dan). Además, algunas de estas cadenas, especialmente Easy que no es un jugador profesional (su mercado es más bien dirigido al hogar) en su afán de captar nuevos clientes entre los constructores pequeños ofrece cada cierto tiempo descuentos del tipo 5 x 6 (se compra 6 y se paga 5 unidades) para materiales de construcción, como zinc, perfiles, etc., es decir es un descuento real del 16,7 %. Para materiales de construcción este descuento es muy grande. Además, materiales de construcción dañadas en estas cadenas se venden con un descuento mucho mayor que uno esperaría.

Compras directas de perfiles y de planchas de zinc al fabricante en Santiago podrían tener sentido solamente para galpones muy grandes, ya que para un galpón de 1000 m2 se requieren solamente entre 8.000 y 10.000 kg. de fierro y planchas de zinc lo que no alcanza para ocupar ni la mitad de un camión grande, por lo que difícilmente se puede lograr una reducción palpable de costos.

Otra fuente de materiales baratos pueden ser los remates o ventas prequiebra o quiebra. En estas a veces se puede obtener descuentos del orden de 50 %. Pero existen varios problemas.

  • En las regiones los remates interesantes son raros, entonces cuesta encontrar lo que uno está buscando.

  • Comprar en los remates conviene solamente si uno conoce bien los precios y si los materiales son del tipo adecuado. A veces hay que modificar todo el proyecto para acomodarse a un perfil más grueso o más delgado. Pero si uno tiene claro los rasgos generales del proyecto, estas decisiones y modificaciones pueden tomarse sin grandes problemas al instante.

  • Hay que tener mucho cuidado con remates de los galpones desarmados o en pie para desarme.

Para entender si un remate de galpón es interesante, tenemos que entender como se forma el precio de una estructura metálica del galpón.

El valor de fierro nuevo (a la fecha de junio 2012) era alrededor de 420 - 460 pesos (sin IVA) por kg. La pintura (si está bien aplicada) es otro punto de costos importante. Para fierros de espesor de 3 a 4 mm. que suelen usarse para la construcción de galpones de tamaño pequeño y mediano (200 – 1000 m2), la aplicación de 4 capas (2 capas de antioxido y dos capas de esmalte sintético) en materiales puede costar 90 – 100 pesos por kg. de fierro, es decir, los materiales nuevos tendrían un costo de 510 – 560 pesos por kg. El costo de fabricación (mano de obra y gastos) se reparte en aprox. 30 % en taller y 70 % en el lugar de instalación. Si se presume que un galpón de 800 m2 pesa 7.000 kg. y la mano de obra para su fabricación e instalación cuesta 6.000.000.- (valores concretos de un caso) se puede deducir que la parte que corresponde a su fabricación en taller es de 2.000.000.- o 285 pesos (2.000.000.-/7.000) por kg. (Vea el siguiente artículo sobre el costo de mano de obra). Entonces, una estructura de metal bien pintada, nueva y lista para armarse cuesta entre 800 y 850 pesos por kg. Si se toman atajos en la pintura, el valor puede rebajarse hasta 700 pesos por kg.

En cambio, si se compra una estructura usada, se debe considerar además el costo de desarme (si está en pie), flete, retoque de pintura y el hecho que no está a medida y que habrá que adoptarla. Además, si está incluida la cubierta de zinc, hay que evaluar muy bien si sirve. Consideramos que para que valga la pena, una estructura en pie debe costar máximo 300 – 350 pesos por kg., y una estructura desarmada máximo 500 pesos por kg. (2012).

Finalmente, hay que entender que puede haber una fuerte variación en el precio de fierro por kg. Los perfiles en oferta pueden costar 450 pesos, mientras que un perfil un poco diferente puede costar por kg. 550 y hasta 600 pesos. A veces puede convenir comprar dos perfiles más delgados y soldarlos entre sí que comprar uno grueso. Esto obviamente requiere conocimientos de lo que se puede hacer y lo que no, pero siempre conviene comparar los precios por kilo, y no por unidad, y en caso de encontrar un perfil significativamente más barato por kilogramo quizás conviene cambiarse a este (y cambiar el proyecto de paso).

¿Cómo se calcula el peso de un perfil de fierro? Para calcular el precio por kilo, hay que sumar el largo de todos los bordes del perfil en cm., multiplicar por 600 cm. y por el espesor expresado en cm. y por 8 (peso específico de fierro). Esto sería el peso del perfil en gramos. Luego hay que dividir este peso por el precio total neto. Como ejemplo, una costanera de 100 x 50 x 15 x 3 mm. de largo estándar de 6 m. tiene un peso de: 10 cm + 5 cm + 5 cm + 1,5 cm + 1,5 cm = 23 cm, 23 x 600 x 0,3 x 8 = 33000 gramos, es decir 33 kg.